El Presidente Usero supervisa el proyecto “Almería interioridades de un mar de plástico”

Cerca de 4.000 alumnos de 87 colegios pertenecientes a 51 municipios han conocido el funcionamiento de la agricultura intensiva de la provincia a través de este programa educativo de la Diputación de Almería

El presidente de la Diputación de Almería, Juan Carlos Usero, ha supervisado esta mañana el desarrollo del proyecto educativo “Almería, interioridades de un mar de plástico”, puesto en marcha por la Institución provincial hace cinco años en colaboración con la empresa “Crisol-Agro”, con el objetivo de proporcionar a los niños y niñas de la provincia un conocimiento práctico y real sobre la agricultura intensiva y la lucha integrada.

Desde que se puso en marcha hace cinco años, el programa ha permitido a 3.976 los alumnos de 87 colegios de la provincia, procedentes de 51 municipios, conocer el funcionamiento de un invernadero, así como los agentes que intervienen en el control natural de las plagas y en la polinización por abejorros.

Tras la visita, el presidente Juan Carlos Usero ha asegurado que “ésta es una iniciativa muy positiva porque nos permite trabajar en la mejora de la imagen de nuestra agricultura desde la base, que son los propios escolares de la provincia”. “Los niños y niñas que participan en este proyecto se van muy sorprendidos al conocer el trabajo que se desarrolla dentro de los invernaderos almerienses, cómo trabajan los insectos, cómo una planta puede vivir sin tierra o la importancia de reciclar el agua de riego”.

A su juicio “es bueno que los escolares conozcan los invernaderos y las claves de la lucha integrada, pues esta agricultura altamente tecnificada constituye uno de los pilares más sólidos de la economía de la provincia”.

Proyecto educativo
Por eso, desde la Diputación se lleva a cabo este proyecto, al objeto de sensibilizar a la población de la realidad del sector agrícola, destinado a los centros educativos de nivel no universitario diseñado por CLISOL AGRO, para realizar una campaña de difusión, educación ambiental y sensibilización entre la población más joven, en el que se han invertido en estos años una cantidad de 39.000 euros.

 

CLISOL AGRO es el nombre de este proyecto agro-turístico-educativo dirigido por una agricultora innovadora, Dolores Gómez Ferrón, que dispone de un taller escuela en un invernadero de su propiedad donde realiza acciones de educación ambiental dando a conocer a diferentes sectores poblacionales la realidad de la agricultura intensiva que se desarrolla en nuestra provincia, con especial incidencia en los aspectos relativos al control biológico que se vienen impulsando en los últimos años de cara a una producción respetuosa con el medio ambiente y con las máximas garantías de seguridad alimentaria.

El presidente Usero ha finalizado señalando que “la demanda de los centros educativos de la provincia y la especial situación del mercado en estos momentos hacen preciso continuar con este proyecto que tiene por objeto promover la visita de grupos escolares de enseñanza no universitaria de la provincia a las instalaciones de CLISOL AGRO, que dispone de un invernadero-escuela en donde se desarrolla esta actividad”.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies